....Historias de burkas y abayas, de inmigrantes e itinerantes.....

Un recorrido por los países árabes donde la vida me puso por causalidad.... Bienvenidos a mi oasis literario....

sábado, 5 de diciembre de 2009

Viernes Imposibles


Tener calor un viernes en este país es algo complicado.  Hindués, paquistaníes y filipinos por doquier, que te miran como si hubieras salido de algún otro planeta si vas sola por la calle con alguna prenda algo sugestiva (que en este país algo sugestivo es simple camiseta sin mangas). Definitivamente no es recomendable tener calor un viernes; día en el que todos los trabajadores salen como en malón y la calle se llena de gente. Un viernes es como un domingo en mi país, y los lugares públicos suelen estar llenos de personas ávidas por tomar un descanso de su ajetreada semana.

Curiosamente me detengo en los viernes porque decidí que no quiero salir más a la calle ese día. Me cansé de esquivar gente,  de hacer colas en el super, de esperar largas filas para los taxis, o simplemente de rozarme con las personas en las escaleras mecánicas. Paradójicamente la mayoría son hombres, hombres solos y desesperados; son los despatriados que trabajan noche y día y asoman su rostro al sol tan sólo ¿qué día?, adivinaron. Insisto, son los viernes cuando esta maraña de personitas se hace más evidente. ¿Se nota que me ponen de mal humor?.

El viernes pasado tuve que salir a comprar unas cosas que necesitaba. Fueron 20 pasos. Un grupo de 4 hindúes esperaron a que yo subiera la escalera mecánica para subir ellos luego bien pegaditos atrás. Y yo, con muy mala cara me pegué a la baranda, les hice un gesto de rezongo y no les saqué los ojos de encima -cual cuchillos- hasta que bajaron sus miradas. Lógico, tanta mujer tapada por ahí. Pero tampoco era para tanto, quieren jorobar nomás; mi atuendo era bastante discreto. Con decir que la única piel que se veía era la de mis manos.

Cosas que pasan. Ahora ya se que los viernes, al menos de este lado del charco, son días caseritos.

1 comentario:

Patricia dijo...

jajaja si efectivamente: DESESPERADOS es la palabra, son infumables, encima se bañan una vez al mes y ese perfume que los caracteriza a transpiración + comida picante con curry... y claro, la ropa la lavan una vez al año, donde en esos trajecitos de los entrañables '70 (y no es el Hippie chic style) les queda el concentrado del olor.

Se nota que no los quiero ni ver? jui jui jui

Besos

Patri

Translate now!