....Historias de burkas y abayas, de inmigrantes e itinerantes.....

Un recorrido por los países árabes donde la vida me puso por causalidad.... Bienvenidos a mi oasis literario....

jueves, 18 de noviembre de 2010

Eid Mubarak!!

Aún faltaban 40 minutos para mi vuelo. Mi boleto decía puerta 12, así que fui caminando sin prisa. Me encanta el momento previo a volar, cuando ya pasé todos los controles, despaché las valijas y estoy a punto de disfrutar de unas cuantas horas placenteras de relax. Entonces fui caminando despacito, observando a mi alrededor.

Unos cuantos hombres salían del baño arropados con una toalla alrededor d la cintura, sandalias, y algún otro lienzo blanco cruzado sobre un hombro. Sus panzotas y pechos peludos al descubierto, como si salieran del sauna. Se dirigían a la puerta 10, donde se podía leer en el letrero "Jeddah", la puerta principal hacia la ciudad santa de La Meca, en Arabia Saudita

Sus vestimentas nada tiene que ver con un acceso de calor inmediato o con una moda, sino que está estrechamente ligado con uno de los cinco pilares de la religión musulmana: la peregrinación a La Meca, el acto más importante en el Islam.  La peregrinación ("'Hajj") es obligatoria al menos una vez en la vida de los musulmanes, siempre y cuando se disponga de la salud y los medios económicos suficientes para costear el viaje.  
La Kabba, en La Meca
Así, estos señores de blanco, y semidesnudos estaban emprendiendo el viaje más importante de sus vidas. En la ciudad de Mahoma, los peregrinos hacen una primera visita a la Mezquita Al-Haram, donde dan siete vueltas alrededor de la Kaaba (un gran cuadrado de piedra negro), considerada como la casa de Dios, el lugar hacia el que se orientan todos los musulmanes para rezar. 


Esta época del año es una de las preferidas por los musulmanes para hacer la peregrinación, por su cercanía con el "Eid Al Adha", o "Fiesta del Sacrificio", que rememora cómo el profeta Abraham estando a punto de sacrificar a su primogénito Ismael por sometimiento a Dios, recibió la orden de canjearlo por un animal que pasaba cerca. Así, los musulmanes rememorando este hecho histórico, sacrifican una inocente ovejita. En la Biblia también se describe este hecho; sólo que nosotros no matamos ningún cordero; pero como dijo mi mamá: "pero ya matamos a Jesús".


 "Eid Mubarak" para todos!

1 comentario:

coli Perez dijo...

muchas gracias por compartir tu experiencia, espero sigas viajando , así nos relatas nuevas anécdotas, saludos cordiales desde Guatemala, centro américa.
lacasadecoli.blogspot.com cordialmente invitado.

Translate now!